Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Las 11 reglas de seguridad en Internet y lo que no se debe hacer en la red

Las 11 reglas de seguridad en Internet y lo que no se debe hacer en la red
Artículos

Aunque las aplicaciones ocupan un lugar más importante en las interacciones diarias en línea de la mayoría de las personas que los sitios web tradicionales, eso no significa que las normas básicas de seguridad en Internet hayan cambiado. Los piratas informáticos siguen al acecho de información personal que puedan utilizar para acceder a su tarjeta de crédito e información bancaria.

La navegación insegura también puede conllevar otras amenazas: desde comentarios o imágenes personales embarazosas que, una vez en línea, son casi imposibles de borrar, hasta mezclarse con personas con las que preferirías no haber tenido nada que ver.

1. Mantén tu información personal de forma profesional y limitada

Los posibles empleadores o clientes no necesitan saber tu estado civil o tu dirección. Lo que sí necesitan saber es tu experiencia y trayectoria profesional, y cómo ponerse en contacto conigo. No entregarías información puramente personal a desconocidos de forma individual; no la entregues a millones de personas en Internet.

2.Mantén tu configuración de privacidad activada

A los vendedores les encanta saber todo sobre ti, y también a los hackers. Ambos pueden aprender mucho de tu navegación y uso de las redes sociales. Pero tú puedes hacerte cargo de tu información. Como señala Lifehacker, tanto los navegadores web como los sistemas operativos de los móviles disponen de ajustes para proteger tu privacidad en línea. Los principales sitios web, como Facebook, también disponen de ajustes para mejorar la privacidad. Estos ajustes son a veces (deliberadamente) difíciles de encontrar porque las empresas quieren tu información personal por su valor comercial. Asegúrate de que has activado estas protecciones de la privacidad, y mantenlas activadas.

3. Practica la navegación segura

Si no eliges caminar por un barrio peligroso, no visites barrios peligrosos en Internet. Los ciberdelincuentes utilizan contenidos escabrosos como cebo. Saben que la gente a veces se siente tentada por contenidos dudosos y puede bajar la guardia al buscarlos. La demarcación de Internet está llena de trampas difíciles de ver, en las que un clic descuidado podría exponer datos personales o infectar su dispositivo con malware. Al resistir el impulso, ni siquiera das una oportunidad a los hackers.

4. Asegúrate de que tu conexión a Internet es segura. Utiliza una conexión VPN segura

Cuando te conectas a Internet en un lugar público, por ejemplo utilizando una conexión Wi-Fi pública, PCMag señala que no tienes control directo sobre su seguridad. Los expertos en ciberseguridad corporativa se preocupan por los «puntos finales», es decir, los lugares en los que una red privada se conecta al mundo exterior. Su punto final vulnerable es su conexión local a Internet. Asegúrese de que su dispositivo es seguro y, en caso de duda, espere a un momento mejor (es decir, hasta que pueda conectarse a una red Wi-Fi segura) antes de proporcionar información como su número de cuenta bancaria.

Para mejorar aún más su seguridad en la navegación por Internet, utilice una conexión VPN (red privada virtual) segura. La VPN te permite tener una conexión segura entre tu dispositivo y un servidor de Internet, de forma que nadie pueda controlar ni acceder a los datos que intercambias.

5. Cuidado con lo que descargas

Uno de los principales objetivos de los ciberdelincuentes es engañarte para que descargues malware, es decir, programas o aplicaciones que llevan malware o intentan robar información. Este malware puede disfrazarse de aplicación: cualquier cosa, desde un juego popular hasta algo que comprueba el tráfico o el tiempo. Como aconseja PCWorld, no descargues aplicaciones que parezcan sospechosas o que provengan de un sitio en el que no confíes.

6. Elije contraseñas fuertes

Las contraseñas son uno de los mayores puntos débiles de toda la estructura de seguridad de Internet, pero actualmente no hay forma de evitarlas. Y el problema con las contraseñas es que la gente tiende a elegir unas fáciles de recordar (como «contraseña» y «123456»), que también son fáciles de adivinar para los ciberladrones. Selecciona contraseñas fuertes que sean más difíciles de descifrar para los ciberdelincuentes. El software de gestión de contraseñas puede ayudarte a gestionar varias contraseñas para que no las olvides. Una contraseña fuerte es aquella que es única y compleja -de al menos 15 caracteres, mezclando letras, números y caracteres especiales-.

7. Haz tus compras en línea en sitios seguros

Cada vez que realices una compra en línea, tendrás que facilitar los datos de su tarjeta de crédito o de su cuenta bancaria, que es lo que más desean los ciberdelincuentes. Sólo proporciona esta información a los sitios que ofrecen conexiones seguras y cifradas. Como señala la Universidad de Boston, puedes identificar los sitios seguros buscando una dirección que empiece por https: (la S significa seguro) en lugar de simplemente http: También pueden estar marcados por un icono de candado junto a la barra de direcciones.

8. Ten cuidado con lo que publicas

Cualquier comentario o imagen que publiques en la red puede permanecer online para siempre, porque eliminar el original (por ejemplo, de Twitter) no elimina las copias que hayan hecho otras personas. No hay forma de «retractarse» de un comentario que desearías no haber hecho, o de deshacerte de ese embarazoso selfie que te hiciste en una fiesta. No pongas en internet nada que no quieras que vea tu madre o un posible empleador.

9. Ten cuidado con quién conoces en Internet

Las personas que conoces en Internet no siempre son quienes dicen ser. De hecho, puede que ni siquiera sean reales. Como informa InfoWorld, los perfiles falsos en las redes sociales son una forma popular de que los hackers se acerquen a los usuarios incautos de la web y les roben sus bolsillos cibernéticos. Sé tan cauteloso y sensato en tu vida social online como lo eres en tu vida social en persona.

10. Mantén tu programa antivirus actualizado

El software de seguridad de Internet no puede proteger contra todas las amenazas, pero detectará y eliminará la mayor parte del malware, aunque debes asegurarte de que está al día. Asegúrate de estar al día con las actualizaciones de tu sistema operativo y de las aplicaciones que utilizas. Proporcionan una capa vital de seguridad.

11.El modo incógnito de Google Chrome es débil

El propio nombre de «Incógnito» da la impresión de que todo lo que hagas en línea no será rastreado, pero ese no es el caso de Chrome Incógnito.

Incluso con el modo de incógnito activado, el navegador Chrome seguirá permitiendo que los sitios web recopilen información sobre tus hábitos de navegación durante esa sesión, incluidos los propios servicios de Google. Además, el motor de búsqueda por defecto sigue siendo Google, que continúa rastreando tu comportamiento, pudiendo vincular esos datos a tu dirección IP.

Hay un gran paso que puedes dar en Chrome para proteger tu privacidad al navegar. El DNS sobre HTTPs ocultará los sitios que visites a tu proveedor de Internet y a cualquiera que husmee en tu conexión.

Para activar esta función, abre la configuración de Chrome y busca «DNS» -o simplemente haz clic en este enlace- y encuentra la función de DNS seguro. Elige un proveedor en el menú desplegable «con» (OpenDNS es una buena opción) y asegúrate de que el botón junto a «con» está seleccionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Conoce los mejores lugares de Morelia

Cargando…
Translate »